el txikito

El Txikito


Nuestro homenaje a una de las figuras más tradicionales de Bilbao y del País Vasco en general. Se conoce como Txikito a un peculiar vaso de vino que se utilizaba en muchos barrios de la ciudad Bilbao y alrededores desde hace más de un siglo por grupos de amigos en sus rondas vespertinas por los bares cercanos.

Llama la atención por su gran peso, su reducida capacidad y el particular diseño de su base.

A pesar de su aparente tosquedad, este vaso de vino es una obra prácticamente  artesanal, de ahí que cada uno sea ligeramente diferente, y está fabricado con vidrio prensado. Aunque en el pasado era habitual encontrarlo en gran parte de los bares de Bilbao, hoy por hoy resulta complicado hacerlo ya que su producción es mínima y excepcional.

Para la fabricación de este Txikito se ha utilizado una prensa, única en el Estado, que data de 1917 y que todavía hace tiradas puntuales. Al margen de estas oportunidades es difícil encontrar Txikitos originales, de ahí su exclusividad.

 

ORIGEN

Los historiadores no se ponen de acuerdo respecto al origen del vaso. Por un lado, se cuenta que en torno a los años 20 del siglo pasado, la reina consorte, Victoria Eugenia, esposa de Alfonso XIII se acercó de visita oficial por la Villa, acompañada de dos de sus hijos, todavía infantes. 

Con este motivo, las autoridades de la época engalanaron la ciudad con lamparillas de cristal con un diseño muy original de caras prismáticas. A los bilbaínos les hizo gracia esta ocurrencia y de aquí surgió una canción popular que decía algo así como: 

Cancion Txikito

 

* Erregna: del euskera antiguo, significa Reina.
** Txikito: del euskera, forma cariñosa de referirse a alguien joven o pequeño.
*** La forma de expresarse es la propia de la época, con ciertas variaciones en la transcripción de las palabras e intercalando términos propios del euskera.

 

Cuenta la tradición que tras el viaje oficial se intentó buscar un uso adicional para estas lamparitas y a los hosteleros de la época  se les ocurrió utilizarlas como vasos, ya que en ella podían verter una medida justa y con su peso resultaba idóneo para que a los bilbaínos “no les temblara la mano” al beber.

A pesar de lo que cuenta la tradición popular, lo cierto es que existen referencias anteriores del ‘vaso de Bilbao’ en catálogos de proveedores de vidrio que datan de finales del siglo XIX.

Boletín

Ahora los portes son
gratuitos

síguenos en la red Facebook Twitter Youtube Flickr

síguenos en la red

suscríbete
al boletín
de txikito.es